viernes, 29 de enero de 2016

El virus Zika. Lo que necesitas saber.



Muy buenos días y bienvenidos un día más a este blog. Hoy vamos a conocer un virus que está comenzando a propagarse alarmantemente por todo el planeta haciendo despertar las alarmas sobre la Organización Mundial de la Salud. Vamos a conocerlo.

El virus Zika fue descubierto por primera vez en monos portadores del mismo en Uganda, en el año 1947, pero su presencia en humanos es muy rara por lo que el estudio del mismo ha sido  limitado hasta la actualidad.

A día de hoy, el virus está afectando a más de 20 países en todo el mundo, y aunque la mayor parte de los casos se sitúan en Sudamérica, su propagación por medio de mosquitos del género Aedes puede ser muy rápida y efectiva en muchas partes de nuestro planeta, sobre todo donde este mosquito tiene mayor prevalencia, en África subsahariana y Asia. 

Además, este año nos encontramos bajo la influencia del fenómeno del niño, que se traduce en un aumento de la pluviosidad y estancamiento de agua en Latinoamérica, aumentando así los lugares donde se reproduce el mosquito.

Solo una de cada cinco personas que contraen el virus Zika presenta síntomas de enfermedad, que se traducen en fiebres elevadas, sarpullidos por el cuerpo, dolores de cabeza o enrojecimiento y picor de ojos (conjuntivitis). Estos síntomas suelen finalizar al cabo de una semana sin mayor consecuencia para el ser humano.

No obstante, este virus afecta con mayor severidad a mujeres embarazadas ya que repercute en la salud de sus bebés, causando problemas de microcefalea, es decir, menor crecimiento del cráneo del bebé y, en consecuencia, del cerebro. Causando discapacidades neurológicas a los niños afectados.

A día de hoy no existe ninguna vacuna o cura contra este virus, por lo que lo más importante para evitar su propagación es la prevención. Para ello, si nos encontramos en un país afectado debemos:

- Utilizar repelente para insectos.
- Cubrirnos el cuerpo para evitar las picaduras de mosquitos.
- Evitar tener agua estancada que permita el desarrollo de los mosquitos.

Y sin duda, durante el embarazo o ante la posibilidad de estar embarazada, se debe eliminar cualquier tipo de contacto con lugares afectados o personas que hayan visitado dichos lugares.

Muchas gracias por estar al otro lado de la pantalla un día más, deja tu comentario y cuéntanos tu opinión sobre este virus. ¡Hasta la próxima!
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más