viernes, 18 de septiembre de 2015

El Sistema Solar

Nuestro planeta tiene una ubicación concreta en el universo. Forma parte del sistema solar. Un sistema que tiene como única estrella central al Sol. Este sistema contiene ocho planetas, más de 30 satélites, miles de asteroides y un número desconocido de cometas y meteoritos.

El origen del sistema solar no se conoce, aunque se estiman dos teorías.

La teoría catastrófica determina que el paso de otra estrella cerca del Sol provocó movimientos de materia que se separaron del mismo y comenzaron a girar alrededor, formando planetas y satélites. Esta teoría queda en entredicho por la gran distancia a la que se encuentran algunos planetas del sol.

La teoría nebular indica que la formación del Sistema Solar se produjo a partir de una nebulosa primigenia de gas y polvo interestelar. La contracción gravitatoria de las partículas habría formado un núcleo central más denso (el Sol), y otros núcleos más pequeños alrededor del mismo (los planetas). Esta teoría parece la más aceptada.

Como hemos dicho anteriormente, el sistema solar contiene miles de objetos celestes, pero los más importantes son los planetas.

El primer bloque lo componen los planetas interiores. Son los más próximos a su estrella. Entre ellos encontramos a Me

rcurio, Venus, La Tierra y Marte. En este primer bloque se podría incluir al “cinturón de asteroides”. Entre Marte y Júpiter existe una zona por la cual orbitan miles de asteroides de pequeño tamaño, estos asteroides podrían pertenecer a un posible planeta que se disgregó tras una gran explosión o un potencial planeta que nunca llegó a formarse.

El segundo bloque lo forman Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. Son los planetas que más alejados se encuentran del Sol y por ello se denominan planetas exteriores. Antiguamente se incluía Plutón entre estos planetas, no obstante su pequeño tamaño y su naturaleza, distinta al resto, lo desplazó de la lista de planetas, incluyéndose después como un planeta enano. Actualmente los planetas enanos que tienen características semejantes a Plutón se denominan “plutoides”.

¿Conoces los ocho planetas del sistema solar? ¿Qué planeta te parece más interesante? Muchas gracias por leernos una semana más. ¡Feliz día!

viernes, 11 de septiembre de 2015

El Big-Bang

El origen del universo es muy incierto, no son pocas las teorías que se han planteado para contestar a esta pregunta. No obstante, cada vez son más los indicios que indican que la teoría de la gran explosión, mejor conocida como big-bang, es la más acertada.

Esta teoría se funda en el fenómeno conocido como efecto Doppler. Este fenómeno constata que las ondas cambian de frecuencia según el movimiento entre la fuente y el receptor. Por ejemplo: En las ondas sonoras, cuando emisor y receptor se acercan entre sí, la frecuencia se hace más aguda, mientras que la misma se hace más grave cuando emisor y receptor se alejan el uno del otro.

En el universo, en vez de medir una onda sonora, se mide la luz que emiten las estrellas. En estas  mediciones, el espectro de luz tiende a desviarse hacia el rojo, lo que indica que el emisor, en este caso las estrellas, cada vez se aleja más del receptor, en este caso La Tierra.

Además, existe lo que se denomina “radiación cósmica”, una emisión térmica que llega hasta nuestro planeta sin una orientación concreta y que podría ser una radiación residual procedente de la gran explosión inicial.

Según la teoría del Big-Bang:
  1. Hace entre 13.000 y 15.000 millones de años, toda la materia del universo estaría concentrada en un punto pequeño llamado huevo cósmico. Esta fase sería muy inestable.
  2. Su inestabilidad habría provocado una gran explosión, que daría inicio al desarrollo del universo.
  3. Se ha especulado mucho sobre qué tipo de materia formaría ese huevo cósmico. En él se debieron comenzar a formar las partículas subatómicas y los átomos.
  4. A partir de la explosión, las partículas se irían separando y enfriando, produciéndose combinaciones de protones y neutrones, y formando átomos.
  5. Poco a poco, la materia comenzaría a agruparse por medio de fuerzas gravitatorias, dando lugar a las galaxias primigenias o protogalaxias. Que posteriormente darían lugar a las galaxias que conocemos hoy en día.

Aún quedan muchas incógnitas por descubrir para afirmar que verdaderamente ocurrió un hecho como el big-bang que dio comiendo a nuestro mundo, muchas incógnitas llevan a dilucidar cuál será el futuro del universo. ¿La expansión del universo será infinita? ¿Llegará un momento en que todo el universo se vuelva a concentrar en un nuevo huevo cósmico que generé un nuevo big-bang?


¿Qué opinas sobre el origen del universo? ¿Cómo crees que evolucionará? ¡Deja tu comentario y comienza el debate! Feliz día.

martes, 8 de septiembre de 2015

Los objetos celestes

Cada noche, al girar la vista hacia el cielo podemos apreciar una gran cantidad de astros que se distribuyen asimétricamente sobre nosotros. Vamos a conocer algunos de los objetos celestes que se conocen.

La unidad característica del universo es la estrella. Las estrellas son objetos formados por la contracción de una fuerza gravitatoria, estos astros producen reacciones de fusión nuclear de átomos y desprenden energía luminosa. La fusión nuclear que se produce da lugar a átomos de Helio a partir de átomos de Hidrógeno principalmente.

Existen distintos tipos de estrellas según su epata de formación y su tamaño:

Estrellas azules o amarillas: son estrellas jóvenes, que realizan el proceso de fusión descrito anteriormente pero su composición tiene gran cantidad de Hidrógeno disponible.

Gigante roja: son estrellas más maduras en las que el Hidrógeno se ha consumido totalmente. En este caso, los átomos de Helio se fusionan formando elementos de mayor tamaño atómico. Durante este proceso se produce una dilatación de la estrella y se enfría.

A partir de las Gigantes rojas, las estrellas pueden evolucionar de las siguientes formas:

  •         Enana blanca: cuando la masa de la estrella es pequeña (menor a cuatro veces el tamaño del sol), la materia se contrae y aumenta su temperatura de nuevo, este fenómeno puede producirse de forma explosiva haciendo que la estrella emita una intensa luminosidad en fase de nova, y posteriormente se va enfriando hasta crear una enana negra.
  •          Cuando la masa de la estrella es más grande (entre cuatro y ocho veces el tamaño del sol), ocurre el mismo fenómeno que con la enana blanca, pero la explosión de la misma provoca una fase de supernova, y se convierte en una estrella de neutrones.
  •       Si la masa de la estrella es mayor (más de ocho veces el tamaño del sol), la diferencia gravitatoria que se produce durante la explosión de la estrella puede dar lugar a un agujero negro.

Una vez conocidos los distintos tipos de estrellas vamos a conocer el resto de objetos. Las estrellas pueden tener planetas asociados, cúmulos de materia que no tienen masa ni temperatura suficientes para realizar reacciones nucleares y formar estrellas. Los planetas están enlazados gravitatoriamente con su estrella y pueden llevar satélites más pequeños asociados.

Todos estos objetos celestes se encuentran distribuidos en el espacio por medio de galaxias, sistemas constituidos por miles de millones de estrellas con geometría muy diversa. No obstante, más del 60% de las galaxias conocidas tienen forma espiral, y las demás suelen ser elípticas o espirales barradas.


Las galaxias se unen entre sí formando supergalaxias, y estas a su vez,  tienden a agrupar las estrellas en su interior formando cúmulos. También contienen nebulosas en su interior, nubes de gas y polvo que se unen para formar nuevas estrellas.

¿Conocías todos estos objetos extraterrestres? Muchas gracias por leernos un día más, Descubre todos nuestros artículos y comparte tu opinión dejando un comentario. ¡Feliz día!
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más