miércoles, 31 de diciembre de 2014

Lentejas, si quieres las comes y si no, las dejas

Esta vez despedimos el año de la mano de una tradición que proviene de Italia.  Esta tradición consiste en comer un buen plato de lentejas en la cena de Noche Vieja. Esto se hace por que es símbolo de buena suerte y la tradición dice que quien coma lentejas en la noche de fin de año, tendrá riqueza y dinero el próximo año.

Vamos a conocer un poco este alimento. Las lentejas, son legumbres al igual que los garbanzos o las alubias. Su nombre científico es Lens culinaris, pero existen gran cantidad de variedades (Lentejas Rojas, Verdes o Rubias).

Es una planta herbácea muy endeble que proviene de Asia Occidental. Su consumo es muy importante en su lugar de origen, aunque también ha traspasado fronteras. Se cultiva en gran cantidad de países entre los que destacan Canadá, Estados Unidos, India, China, Australia o Turquía.

Las lentejas son una gran fuente de alimento. Son ricas en minerales como el Hierro, el Cinc, Fósforo, Potasio, Magnesio y el Selenio, contienen vitamina B1, B3, B6 y gran cantidad de Proteínas e Hidratos de Carbono.

Es un alimento muy importante para el organismo ya que favorece la eliminación de colesterol y algunos agentes cancerígenos. Además, su aporte de hierro es esencial para las células de la sangre y para reforzar nuestras defensas.

No obstante, este alimento también es una fuente de ácido úrico por lo que se recomienda no excederse con las lentejas a las personas con problemas de artrosis o gota.

La planta de las lentejas, al igual que todas las legumbres, tiene una característica muy importante. En sus raíces contiene unos bultitos en los que se sitúan unas bacterias de género Rhizobium. Estos bultos se llaman nódulos, y las bacterias que contienen son capaces de recoger el nitrógeno de la atmósfera y convertirlo en nitrato, para que la planta pueda utilizarlo. De este modo, se produce una simbiosis entre la bacteria y la planta, ya que la planta alimenta a las bacterias pero al mismo tiempo las bacterias proporcionan a la planta una gran fuente de nitrógeno, indispensable para su supervivencia.

En ocasiones, y debido a la simbiosis explicada anteriormente, las leguminosas son utilizadas en las huertas para revitalizar el suelo, cargándolo de nitrógeno de manera natural sin necesidad de aportar fertilizantes artificiales.

¿Notas que tus plantas no crecen como antes? ¿Tu suelo es pobre en nutrientes? Llámanos, realizaremos un análisis del suelo y te recomendaremos la mejor forma para revitalizarlo, utilizando métodos naturales y de calidad para que obtengas las mejores hortalizas y frutos.


Nos despedimos deseando que pasen una feliz Noche Vieja y que el próximo año 2015 sea próspero y lleno de alegrías. Muchas Gracias.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Las etiquetas de los alimentos:



La sociedad actual se fija mucho en el número de calorías que ingiere, en la composición, el origen o las cualidades nutricionales de los alimentos, y sobre todo en el contenido en lactosa o trazas de frutos secos cuando se es alérgico a los mismos. A partir de ahora ya no habrá problemas, ya que desde el pasado Sábado, 13 de diciembre de 2014, ha entrado en vigor un reglamento europeo (1169/2011) que determina cómo debe aparecer la información en las etiquetas de los alimentos, de manera que sea más comprensible para los consumidores.

Este reglamento afecta  a todos los alimentos, envasados o no, incluidos los vendidos a granel (depende de los estados miembros). Además, también se incluyen los alimentos disponibles en bares, restaurantes, comedores de colegios, hospitales, etc.

Este nuevo reglamento exige:

1. Etiquetado sobre información nutricional. Es imprescindible informar del valor energético del producto, así como del contenido de los diferentes tipos de nutrientes por 100g o 100mg de alimento. Esta normalización permite la comparación entre diferentes marcas y productos. En esta etiqueta sigue sin ser obligatorio informar de la presencia de grasas trans, pero a partir de ahora se debe especificar el origen de los aceites y grasas vegetales (que normalmente son girasol, oliva o palma). Esta información puede presentarse en forma de pictogramas, símbolos o letra, siempre que la información sea comprensible para el consumidor.

2.  El tamaño mínimo de letra es de 1,2 milímetros, para hacer más clara y legible la información. Además, la etiqueta debe colocarse en un lugar destacado y se incluye información sobre la naturaleza, identidad, cualidades, composición, cantidad, duración, país de origen o lugar de procedencia, y modo de fabricación u obtención del producto. 

3. Las etiquetas deben ser claras a la hora de informar sobre la posible presencia de trazas de alimentos de forma no intencionada, que puedan causar alergias o intolerancias. En todo caso, se debe resaltar el contenido de ingredientes que puedan ser alérgenos. Existe un listado de 14 alérgenos que deben declararse obligatoriamente que son: Gluten, Crustáceos, Huevos, Pescado, Cacahuetes, Soja, Leche, Frutos de cáscara, Apio, Mostaza, Sésamo, Dióxido de azufre, Altramuces y Moluscos. 

4. Se incluye además información sobre nanomateriales artificiales. Es decir, se deben incluir todos los ingredientes artificiales que se han empleado durante el procesado del producto, incluso los que figuran en cantidades muy pequeñas.

5. Los alimentos que aparentemente están elaborados de un solo tipo de carne o pescado, pero que son la suma de varios combinados con otros ingredientes deben estar especificados. Deben incluirse los aditivos alimentarios, las enzimas y si tienen proteínas añadidas de origen animal diferente al principal.

6. Las bebidas alcohólicas o refrescos con alcohol de más de 1,2 % tienen que especificar el grado alcohólico.

Las empresas de alimentación han realizado un importante esfuerzo para tener lista la adaptación de su etiquetado, y poder cumplir así con las exigencias UE y la demanda de información del consumidor. Este reglamento pretende proteger a los consumidores, informando al máximo sobre los productos para que los mismos decidan qué alimentos quieren comprar y consumir.

Conocer la normativa que regula esta materia permite que el desarrollo del producto y su comercialización sea más competitivo, y se perciba por el consumidor final como un elemento que aporta calidad y seguridad al producto que adquiere. 

Para más información al respecto, consulta la Guía sobre la información facilitada al consumidor. ¡Muchas gracias por leernos una semana más! ¡Infórmate de otros temas en nuestro blog mientras esperas nuestro siguiente artículo! ¡Feliz día!

miércoles, 10 de diciembre de 2014

El pulmón verde de tu ciudad


Parque María Luisa (Sevilla)
El Retiro en Madrid, el Parque de la Ciutadella en Barcelona, los Jardines del Turia en Valencia, Phoenix Park en Dublín, Ueno en Tokio o Central Park en Nueva York. Todos ellos son emblemáticos parques que se encuentran en el centro de las ciudades más importantes de España y del mundo entero. ¿Por qué encontramos estos parques y por qué son tan importantes?

Las zonas verdes en las ciudades han ido disminuyendo enormemente a lo largo de los últimos años, la emigración del campo a las ciudades a supuesto el crecimiento de las mismas, y la construcción ha hecho que muchos parques y espacios naturales hayan sido asfaltados y urbanizados. No obstante, cada vez se le da más importancia a la presencia de zonas verdes en el interior de las ciudades y se han mantenido numerosos parques en el centro de las mismas.

Central Park (Nueva York)
Las zonas verdes se llaman así porque son zonas que contienen, ya sea porque se han mantenido de origen, o porque se han plantado, gran cantidad de plantas. Las plantas son importantes  porque fijan el CO2 proveniente de la contaminación, y producen oxígeno, un compuesto necesario para la vida en general y en particular para el ser humano.

Además, la vegetación es un importante amortiguador del ruido de la ciudad. Regula la temperatura, aportando humedad al ambiente y atenúa los efectos del viento.

Metropolitano (Santiago de Chile)
Los parques de las ciudades ofrecen una alternativa de escape para los ciudadanos. Son espacios normalmente bien cuidados, limpios y relajantes. Son áreas multifuncionales. Pueden ser un lugar donde reunirse con los amigos, y la familia, un entorno donde conocer a nuevas personas, una zona donde pasear o practicar deporte, o un lugar donde apartarse del mundo ajetreado que nos rodea y leer un libro, escuchar el canto de los pájaros o el repiqueteo del agua de las fuentes.

Aunque los parques tienen una gran función estética y nos hacen participes de la belleza de la naturaleza, estas zonas verdes sirven de hábitat de numerosas especies urbanas. En ellos, los animales anidan, cuidan con seguridad a sus crías, se alimentan, y se sirven de los mismos como cobijo seguro a la hora de cruzar ciudades. En este sentido, son muy importantes los parques lineales que siguen los ríos, los cuales sirven de corredores de fauna.

Tiergarten (Berlín)
Aparte de de todo lo señalado anteriormente, cada vez más los parques se están convirtiendo en espacios educativos. Se están instalando recorridos para observar la flora y la fauna, se están ubicando carteles para que los propios transeúntes conozcan que pueden encontrar en él, y se están creando huertos donde tanto adultos como niños pueden disfrutar interactuando con la tierra y los frutos que nos proporciona.

¿Conoces bien los parques de tu ciudad? No esperes más y sal a la calle, busca el lugar perfecto para salir de la rutina en el pulmón verde de tu ciudad. Descubre los parques que te rodean. ¿Cuál es tu parque favorito? ¡Deja tu comentario!

miércoles, 3 de diciembre de 2014

La Planta de Recogida Neumática de Pamplona


Hace unos días, asistimos a las XXII Jornadas de Medio Ambiente de ANEPMA que tuvieron lugar en Pamplona. Unas jornadas en las que pudimos aprender muchísimo a cerca de la gestión de residuos y la limpieza urbana. En esta entrada vamos a descubrir cómo funciona la Planta de Recogida Neumática de Pamplona.

La gestión de residuos es un tema que cada vez cobra más importancia en nuestra sociedad. Mantener nuestras calles limpias y libres de residuos es esencial para el bienestar y la salud de las personas. No obstante, mantener esta limpieza trae consigo un gran despliegue de medios de distribución de contenedores y sistemas de recogida de basuras.

Durante muchísimos años nuestras estrechas calles del casco antiguo de Pamplona han convivido con peatones, coches, contenedores y camiones de recogida de residuos. Pero esto está llegando ya a su fin. Desde el año 2011 Pamplona cuenta con un novedoso sistema de recogida de basuras que elimina los voluminosos contenedores y el gran tráfico de camiones de recogida de residuos. Estos contenedores se han sustituido por pequeños y elegantes puntos de recogida que están conectados bajo tierra con unos tubos de succión, que recogen las bolsas de basura y las trasladan impulsadas por aire a una planta de recogida selectiva donde son depositadas en un contenedor final y trasladadas al gestor de residuos. A este método se le conoce como Recogida Neumática de Residuos.

¿Quieres ver cómo funciona este método de recogida?

Nos encontramos en la Estafeta, famosa calle por la que pasan los toros de los encierros en Sanfermines, y tenemos una bolsa en la que hemos depositado el brick de leche y la botella de zumo de esta mañana, algunas latas de refrescos de la fiesta de ayer, y el envase de suavizante gastado. Ahí, junto justo delante de nosotros nos encontramos estos pequeños contenedores (Foto 1). Por supuesto, abriremos el contenedor amarillo y depositaremos ahí nuestra bolsa. (Los comercios tienen una tarjeta con la que abrir una puerta más grande para tirar más fácilmente sus residuos).

Una vez depositada la bolsa, esta queda almacenada en un tubo alargado bajo nuestros pies (Foto 2)

Cuando el tubo está lleno o a determinadas horas del día, el tubo se abre por la parte inferior (Foto 3) y deja salir las bolsas de basura ayudadas por una corriente de aire. Estas bolsas recorren las galerías subterráneas (Foto 4 y 5) del Casco Antiguo de Pamplona hasta la planta recolectora (Foto 6).

Aquí, según el origen de la basura (Contenedor de Envases, Papel o Resto) se clasifican en enormes contenedores (Foto 7) que cuando se llenan son transportados en camiones a los gestores de residuos.
Foto 1: Contenedores
Foto 2: Depósito subterráneo de los contenedores
Foto 3: Parte inferior del Contenedor y trampilla de acceso al tubo colector
Foto 4: Galerías Subterráneas
Foto 5: Galerías subterráneas
Foto 6: Planta de recogida, tubo de entrada
Foto 7: Contenedores de clasificación de residuos


¿Os ha gustado este artículo? ¿Conocéis alguna ciudad en la que exista este tipo de recogida de residuos? ¿Cómo funciona el sistema de recogida de residuos en tu ciudad? ¡Participa con tu comentario! ¡Muchas gracias y feliz día!

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más