miércoles, 30 de julio de 2014

ISO 14001



Las organizaciones tienen que cumplir numerosas exigencias administrativas, exigencias impuestas por los propios clientes o por la sociedad en general. Para poder hacer frente de manera fácil, rápida y eficiente a las mismas, existen numerosos sistemas de gestión.

Los sistemas de gestión son unos protocolos que permiten sistematizar las actividades que se desarrollan en la empresa. Uno de los sistemas de gestión que trata de mejorar la gestión ambiental de las organizaciones es la UNE-EN ISO 14001, de la cual hablamos en este artículo. 

La ISO 14001 es una herramienta que ayuda a integrar el medio ambiente en la empresa, promueve la protección del medio ambiente y la actuación en contra de la contaminación, siempre manteniendo un equilibrio con los aspectos sociales y económicos de la organización.

Es una certificación muy ventajosa, ya que su cumplimiento optimiza la gestión de las materias primas, de los residuos, minimiza los impactos ambientales y los riesgos de accidente asociados. 

Además, esta certificación ayuda a mejorar la economía de la empresa por que se reducen costes al gestionar correctamente los residuos, permite la apertura al comercio internacional ya que es un sistema de gestión que está validado en todo el mundo, y reduce el riesgo de recibir sanciones por no cumplir con la legalidad. 

Incluso, puede ayudar a la hora de recibir subvenciones y financiación preferente, y mejora la motivación del personal al reducir sus riesgos laborales.

La ISO 14.001 se divide en cinco segmentos:
- Requisitos generales de la organización.
- Política ambiental aplicable.
- Planificación de objetivos, implantación de acciones y funcionamiento.
- Comprobación de la mejora y medidas correctoras.
- Revisión.

La gestión ambiental de una organización comienza su camino con la implantación de la ISO 14001. Para llegar a la excelencia, existen además otras certificaciones asociadas, como el Ecodiseño, la directiva EMAS y diferentes actuaciones para la mejora continua.

¿Tienes ya implantada la ISO 9001 de Calidad o la OHSAS 18001 de Seguridad y Salud Laboral? ¿Te gustaría mantener la gestión ambiental a raya dentro de tu organización? 

Cada vez más se tienen en cuenta este tipo de certificados a la hora de comprar uno u otro producto en el mercado. No te lo pienses más, llama ya a CEAmbiental y optimiza el Medio Ambiente en tu empresa.

miércoles, 23 de julio de 2014

Espacios Naturales Protegidos



En España tenemos una gran diversidad natural, este hecho nos hace volcarnos en la conservación de muchos espacios naturales, por ello, tenemos gran cantidad de figuras de protección del territorio, incluidas las aguas continentales y marítimas pertenecientes a la nación.

Para declarar un espacio natural protegido deben darse dos requisitos:

1. El territorio debe contener elementos naturales representativos, singulares, frágiles, amenazados o de especial interés ecológico, científico, paisajístico, geológico o educativo.
2. Se debe dedicar especialmente el territorio a la protección y el mantenimiento de la diversidad biológica y geológica así como de los recursos naturales y culturales asociados.

En España tenemos cinco categorías para clasificar los Espacios Naturales Protegidos:

- Parque Natural.
- Reserva Natural.
- Área Marina Protegida.
- Monumento Natural.
- Paisaje Protegido.

Además, cada Comunidad Autónoma tiene legislación propia. Es por ello que existen más de 40 denominaciones en todo el país. Más del 12% de la superficie de España se encuentra catalogada como Espacio Natural Protegido. Cataluña es la Comunidad Autónoma con más territorio protegido (un 30%) y Valencia cuenta con la mayor cantidad de dichos espacios, llegando a los 297.

Dado el auge de estos espacios y su interés por normalizarlos, la Comisión Mundial de Áreas protegidas (UICN), ha establecido las siguientes seis categorías basándose en los objetivos de gestión de cada espacio:

1- Reserva natural estricta y Área silvestre: aquí, las visitas, el uso y los impactos están muy limitados y controlados para preservar su condición natural. Normalmente no se puede acceder a ellas sin un permiso de investigación científica. 

2- Parque nacional: son entornos característicos del área donde se encuentran, esta calificación trata de proteger los procesos ecológicos que ocurren a gran escala. Puede ser visitado con fines científicos, educativos, recreativos o espirituales siempre que las actividades que se realicen en él sean compatibles con su protección ambiental y cultural.

3- Monumento o característica natural: se trata de la protección de algo concreto. Puede ser una montaña, una cueva, un árbol o un conjunto de ellos... Suelen ser áreas de protección de pequeño tamaño y de gran valor para las personas.

4- Área de gestión de hábitats/especies: en este caso, el objetivo es mejorar y mantener las necesidades concretas de un determinado hábitat o especie. Requiere un importante control activo de su gestión.

5- Paisaje terrestre/marino protegido: se trata de un área en la que interacciona el ser humano con la naturaleza. Tiene un gran valor ecológico, biológico, cultura y estético. El fin de esta figura es mantener la interacción generada, vital para conservar el entorno tal y como lo conocemos.

6- Área protegida con uso sostenible de los recursos naturales: esta figura encarna un entorno normalmente extenso en el que se conservan los ecosistemas al mismo tiempo que se mantienen las tradiciones y valores culturales. Para que se mantenga el entorno, se deben gestionar los recursos naturales de manera sostenible. Se evita la industrialización a favor de la conservación natural.

La mayoría de los Espacios Naturales Protegidos de España pueden ser visitados por la población en general, sin embargo debemos tener en cuenta la importancia del lugar a donde vamos y ayudar a protegerlo. Para ello hay que seguir algunas normas fáciles como: no dañar ni arrancar las plantas, no tirar al medio natural basuras, no verter basuras a los cursos de agua, evitar cualquier tipo de daño al medio y a los ecosistemas.

¿Vives cerca de algún Espacio Natural Protegido? ¿Lo has visitado alguna vez? ¿Te parece correcta la protección de estos espacios? Deja abajo tus comentarios, dudas o sugerencias a cerca de este tema. Muchas gracias y ¡Hasta la próxima!

miércoles, 16 de julio de 2014

El Cangrejo de Río Autóctono



Hoy hablamos de una especie muy amenazada en nuestro país. El Cangrejo de río europeo ha visto disminuida gravemente su población en los últimos años y es una especie que está próxima a su extinción. Sigue leyendo y conócela mejor.

La especie de la cual vamos a hablar hoy es de la Austropotamobius pallipes, una de las especies de cangrejo más grande de agua dulce en Europa.

Los cangrejos son artrópodos, y como tales, tienen el cuerpo cubierto de un exoesqueleto duro compuesto de sales de calcio. El cuerpo del cangrejo de río se divide en dos partes, la parte delantera se llama cefalotórax, e incluye tanto la cabeza como lo que sería el tórax del animal. La parte posterior a la que comúnmente llamamos "cola" se denomina abdomen. 

El cangrejo de río posee cinco pares de patas. Las primeras están desarrolladas en forma de pinzas, las cuales utilizan para capturar su alimento. Los dos pares siguientes también tienen unas pinzas de menor tamaño y los dos últimos pares, poseen una uña. Destacan sus largas antenas, que son importantes para mantener el equilibrio.

Son animales acuáticos por lo que respiran por branquias, las cuales se encuentran en unas cavidades del cefalotórax.

En el abdomen, formado por seis segmentos, poseen unos apéndices que no son propiamente patas. La hembra utiliza estos apéndices para sujetar a la puesta, pone entre 40 y 80 huevos. Estos apéndices también sirven para poder diferenciar machos y hembras, los machos tienen el primer par de estos apéndices más desarrollado ya que se encuentran modificados a modo de órganos copuladores. 

Los cangrejos viven entre 6 y 7 años de media.

El Cangrejo de Río, vive en ríos de buena calidad ambiental. Está presente en ríos ricos en sales de calcio que, como decíamos anteriormente, utilizan para formar su caparazón.  Pueden habitar en aguas relativamente pobres en oxígeno y soporta temperaturas entre 10 y 20 ºC.

Este animal suele localizarse en zonas con poca corriente. No le gusta la luz, por lo que se esconde entre la vegetación, bajo las piedras o en agujeros excavados en las orillas, saliendo normalmente a la noche.

El cangrejo de río se alimenta de larvas de anfibios, peces pequeños, plantas acuáticas, algas y otros restos orgánicos.

Esta especie tiene grandes problemas para sobrevivir, ya que es el alimento de algunos insectos, peces, aves e incluso mamíferos. Sin embargo, su principal problema es un hongo llamado Aphanomyces astaci, este, fue localizado en España en los años 70 y su transmisión ha sido causada por las especies de cangrejos exóticas que se han utilizado para repoblar los ríos en nuestro país. Además, la pérdida de hábitats, la contaminación de los ríos, la pesca descontrolada y la introducción de otras especies exóticas han supuesto un gran peligro para la especie.

Los cangrejos son buenos indicadores de la calidad ambiental de nuestros ríos. Para preservar nuestra especie autóctona hay que tomar las siguientes medidas:

- Evitar cualquier tipo de contacto de los cangrejos autóctonos con los cangrejos alóctonos (los exóticos).
- Proteger los hábitats naturales de esta especie.
- Cultivar individuos en cautividad para poder repoblar nuestros ríos con cangrejos autóctonos.
- Prohibir la captura de cangrejos autóctonos.
- Educar a la población más cercana al hábitat natural del cangrejo y a toda la población en general para garantizar su preservación.

¿Conocías este problema que asola nuestros ríos? ¿Alguna vez has pescado cangrejos? ¡Cuéntanos tu experiencia! ¡Dale a +1 y compártelo con tus amigos!

miércoles, 9 de julio de 2014

Autorización Ambiental Integrada (AAI)



Las empresas, en general, necesitan realizar numerosos trámites administrativos para poder ejercer su actividad. Hoy vamos a conocer en qué consiste uno de los trámites esenciales para muchas de las instalaciones, sobre todo industrias, que se asientan cada año en nuestro país. Vamos a conocer qué es la Autorización Ambiental Integrada.

La Autorización Ambiental Integrada es una figura competencia de las Comunidades Autónomas, que permite la instalación  y explotación de una determinada actividad en unas condiciones concretas.

El objetivo de la AAI es proteger el Medio Ambiente. Se focaliza principalmente en impedir la contaminación y para ello propone límites de emisiones, vertidos, residuos, ruidos... y establece planes de vigilancia de los mismos.

Para delimitar los valores permitidos de contaminación, las administraciones se basan en las Mejores Técnicas Disponibles para cada tipo de empresa, no obstante, estos límites pueden verse ampliados o restringidos según el tipo de empresa, sus características técnicas o la ubicación geográfica de la misma.

No todas las actividades tienen que solicitar la AAI. En el Anexo 1 de la Ley 16/2002 (Ley IPCC) se proporciona una lista con las actividades que si lo requieren. Las instalaciones que necesitan este tipo de autorización son:

-Instalaciones de combustión.
-Producción y transformación de metales.
-Industrias  minerales.
-Industrias químicas.
-Gestión de residuos.
-Industria del papel y cartón.
-Industria textil.
-Industria del cuero.
-Industrias agroalimentarias y explotaciones ganaderas.
-Consumo de disolventes orgánicos.
-Industria del carbono.

Dentro de cada uno de estos grupos, se establecen las actividades concretas que requieren realizar este trámite.

Las instalaciones ya existentes deben obligatoriamente tener su Autorización Ambiental Integrada (Desde el año 2007). Las nuevas instalaciones deben solicitar esta autorización antes de su construcción, montaje, explotación o traslado. 

Además, se deben realizar revisiones periódicas cada cuatro años, en las que se deben potenciar las Mejores Técnicas Disponibles según los avances desarrollados.

Para solicitar la AAI se necesita realizar un informe con los siguientes contenidos:

1. Descripción de las actividades, instalaciones, procesos y productos de la empresa. Se requiere un informe del estado ambiental del lugar y un informe de los impactos previstos que va a ocasionar la actividad a desarrollar en todas sus etapas. Se demanda aportar información sobre las materias primas, las sustancias y la energía (tanto la que genera la empresa como la que se necesita en la instalación).
2. Se da especial relevancia a las emisiones y residuos generados. Es por ello que se pide informar sobre las fuentes de emisión, su tipo y su cantidad. Se requiere establecer las medidas de prevención y gestión de residuos y realizar un plan de control tanto de las emisiones como de los vertidos.
3. La instalación debe ser compatible con el uso del suelo otorgado al espacio donde se va a situar, según la compatibilidad urbanística del ayuntamiento correspondiente. Para esta acreditación se necesita un informe del ayuntamiento.
4. Si la actividad a realizar implica el uso, producción o emisión de sustancias peligrosas, se debe realizar un informe del estado de contaminación del suelo y de las aguas subterráneas.
El informe a presentar se debe acompañar de una memoria resumen no técnica, para que pueda ser entendida por personas no especializadas, ya que esta Autorización está sujeta a un periodo de información pública.

La administración pública autonómica, tiene un plazo de 10 meses para permitir o rechazar la AAI. Una vez concedida la AAI, no se puede comenzar la actividad hasta que las autoridades competentes comprueben el cumplimiento de las condiciones establecidas en la autorización, esta comprobación debe realizarse en el plazo de un mes.

En ocasiones esta solicitud de AAI puede ir acompañada de un Estudio de Impacto Ambiental y otros documentos exigidos por la administración según su aplicación a la actividad solicitada.

¿Tienes que realizar una Autorización Ambiental Integrada de tu empresa o tienes que renovar la que ya tienes? ¡Contacta con CEAmbiental y consíguela! ¡Llama ahora!
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más