miércoles, 25 de junio de 2014

Cocodrilos, Caimanes y Gaviales:



Aunque no los encontremos en España, los cocodrilos, los caimanes y los gaviales, son animales muy conocidos aquí y en todo el mundo por su longevidad, son los animales más próximos a los dinosaurios que viven actualmente en La Tierra. Comenzaron su andadura en nuestro planeta hace 80 millones de años aunque no difieren mucho de sus antepasados primitivos, cuyo origen se data hace 200 millones de años.

Ambas especies son Reptiles del orden Crocodilia. Son vertebrados ectotérmicos, su temperatura corporal no es constante sino que depende de la temperatura exterior, por lo que suelen vivir en ecosistemas cálidos y tropicales. 

Son ovíparos, sus crías nacen de huevos, que son incubados por la madre durante tres meses. La misma, ayuda a salir a las crías de sus huevos cuando eclosionan. La temperatura de la incubación de los huevos determina su sexo, las temperaturas bajas de los nidos producen hembras y las temperaturas altas dan lugar a machos. 

Tienen la piel completamente cubierta de escamas que impiden su deshidratación, son fundamentalmente carnívoros y respiran por pulmones. Una característica muy importante de este grupo es su paladar con doble membrana, que les permite respirar mientras tienen la boca llena de comida y/o de agua.

Han existido numerosas  especies del orden Crocodilia, pero la mayoría se han extinguido. Actualmente quedan unas 23 especies conocidas, que se dividen en tres superfamilias: Gavialoidea, Crocodyloidea y Alligatoroidea.  Estas superfamilias se confunden a menudo, pero hoy vamos a conocer las diferencias más significativas que podemos utilizar para distinguirlos fácilmente.

Caimán
Los caimanes poseen un hocico ancho y en forma de U, tienen la mandíbula inferior más delgada que la superior, por lo que cuando mantienen la boca cerrada, únicamente se aprecian los dientes superiores. Viven en aguas dulces como ríos y lagos. Son propios del continente Americano.

Los caimanes han sufrido una gran amenaza por parte del ser humano ya que su piel se utiliza para fabricar calzado y complementos. Han llegado a estar en peligro de extinción, pero su protección ha permitido su reproducción y actualmente se encuentran fuera de peligro.

Cocodrilo
Los cocodrilos tienen el hocico más delgado y en forma de V en su parte inferior, en este caso, tienen la mandíbula superior e inferior del mismo tamaño por lo que cuando tienen la boca cerrada se pueden vislumbrar todos sus dientes, destacando su cuarto diente de la mandíbula inferior, mayor que el resto. Con relación a la piel, el cocodrilo tiene manchas y hoyuelos en los bordes de las crestas, signos de los que carecen los caimanes.

En cuanto al tamaño, los cocodrilos alcanzan mayor longitud, aunque este aspecto no es muy significativo ya que podemos encontrarnos con individuos jóvenes de cocodrilos y por tanto más pequeños que los caimanes adultos. 

Los cocodrilos pueden vivir tanto en  aguas dulces como saladas. Están ampliamente distribuidos por todo el planeta, aunque predominan en África y el sur de Asia.

Gavial
La otra superfamilia de la que hablábamos al principio, los gaviales, son unos animales muy parecidos  a los descritos anteriormente. En este caso, sus mandíbulas son alargadas y estrechas. Han evolucionado con el propósito de poder atrapar fácilmente a pequeños peces de los cuales se alimentan, son piscívoros. Aunque sus mandíbulas no son tan fuertes como las de los cocodrilos y caimanes, esta familia puede desplazarse a mayor velocidad. Solo existe una especie de gavial y se encuentra en la India.

Como habéis podido observar, la principal diferencia entre Caimanes, Cocodrilos y Gaviales radica en su poderosa mandíbula, fíjate bien en ella para reconocerlos.  Todos ellos son capaces de correr velozmente (hasta 16 km/h en tierra firme), y son especialmente rápidos en el agua llegando a nadar a 50km/h. Se les considera animales muy inteligentes que han sobrevivido épocas de grandes extinciones. Cuando son jóvenes pueden ser devorados por grandes peces, aunque su principal amenaza es el ser humano. 

¿Has visto de cerca alguna de las especies que te mostramos hoy? Cuéntanos tu experiencia con estos reptiles. Dale a +1 y comparte nuestro artículo con tus amigos.


-------------------------------------------------------------------------------------------------
Este artículo participa en la XXXI edición del Carnaval de Biología, que está organizado por en su blog Retales de Ciencia.

miércoles, 18 de junio de 2014

Animales en la ciudad: La golondrina



En esta nueva edición de Animales en la ciudad, vamos a conocer otro ave que suele convivir muy cerca del ser humano, la golondrina.
 
Hirundo rustica, es una especie de ave migratoria de pequeño tamaño, que vive en el hemisferio norte durante los meses de cría, y que pasa el invierno en el hemisferio sur de La Tierra.

Se caracteriza por su color negro azulado en la parte superior del cuerpo, su cuello rojizo, y su pecho y abdomen blanco. Se puede distinguir perfectamente durante el vuelo por su movimiento rápido y de rumbo cambiante, y su cola ahorquillada.

La golondrina es una especie que vive normalmente en el campo abierto, en zonas de pastos, praderas y terrenos agrícolas, cerca de cursos de agua o lagos.  También se ha adaptado a vivir cerca de los núcleos urbanos rurales, criando en granjas, establos, almacenes y casas de pueblos pero no suele ser tan habitual su entrada en las ciudades.

Como comentábamos, es un ave migratoria. Para emigrar, las golondrinas se juntan en grandes bandadas. Durante su viaje entre áfrica y Europa, atraviesa el desierto del Sahara. Muchos de los individuos no consiguen atravesar este inhóspito territorio y mueren en el intento por deshidratación.

Viven en pareja y cada año, cuando regresan al norte para reproducirse, se reúnen con la misma pareja del año anterior. El nido se construye con barro, saliva y paja, frecuentemente pegado al alero de las viviendas. El interior del nido se reconforta con plumas, pelos y hojas. La pareja tarda entre 4 y 5 días en realizar el nido, y lo suele construir en el mismo lugar donde lo tenía el año anterior.

La época de cría dura desde mayo hasta agosto. Cada pareja puede tener hasta dos periodos de incubación, que duran unos 15 días cada uno. La golondrina pone entre 4 y 5 huevos por puesta, que incuba únicamente la hembra. Una vez nacidos, los polluelos permanecen 20 días en el nido.
 
Las golondrinas se alimentan de insectos fundamentalmente, por lo que son un buen aliado para el control de plagas en los pueblos.

Aunque estos animales no suelen causar problemas a las personas, a veces su población se ve incrementada en pueblos pequeños, y causan cierta incomodidad, al realizar sus nidos en los techos y dejando sus excrementos en las aceras por donde pasan cada día los vecinos.

Para evitar su asentamiento, se pueden colgar del tejado adornos metálicos que produzcan sonidos al chocar. El sonido les molestará y abandonarán ese emplazamiento. También se puede utilizar pintura anti-adherente para que no sean capaces de realizar su nido o bañar la zona con un repelente.

No obstante, su población total ha disminuido considerablemente, ya que cada vez tienen menos lugares donde poder asentarse y el uso de plaguicidas en los cultivos repercute a su organismo, provocándoles problemas en su capacidad reproductiva.
 
¿Conocías esta pequeña ave? Esperamos que a partir de ahora puedas reconocer otro de los animales que convive con nosotros. Seguro que a partir de ahora puedes ver muchas en tu pueblo o paseando por el campo. ¡Fíjate bien y cuéntanos tu experiencia con las golondrinas!

miércoles, 11 de junio de 2014

Biomasa: Calderas y Estufas de pellet o de leña.



En uno de nuestros artículos de palabras BIO, hablábamos de Biomasa. En esta ocasión volvemos a esta palabra, pero asociada a un tipo de energía renovable que puede utilizarse para atender a las necesidades energéticas de los ciudadanos.

La biomasa es un gran almacén de energía que se lleva utilizando en La Tierra desde tiempos inmemorables. La obtención de energía a partir de la biomasa ha ido evolucionando con el paso del tiempo, presentamos aquí los modelos más avanzados de utilización de este tipo de energía.

La biomasa es simplemente materia orgánica, la cual puede formar parte de estructuras muy diversas. Normalmente, la energía de biomasa hace referencia a la combustión de biomasa vegetal, que es de la que hablaremos a continuación.

La biomasa vegetal con la que se obtiene energía puede ser de 2 tipos fundamentalmente:

Biomasa natural: nos referimos a fuentes de energía vegetal (bosques, cultivos...) que se utilizan directamente para producir material combustible que puede valorizarse energéticamente. Pueden ser troncos, hojas, ramas o incluso plantas completas.

Esta biomasa, también puede utilizarse con otros fines, pero existen plantaciones que se cultivan exclusivamente con fines energéticos.

Biomasa residual: Son restos de biomasa vegetal provenientes de otros procesos que pueden revalorizarse como fuentes energéticas. Estos residuos provienen fundamentalmente de la industria maderera (serrín), de la industria alimentaria (huesos de aceituna y cáscaras de frutos secos), o residuos de las actividades forestales y agrícolas (limpieza de bosques, aclareos, poda de olivo y vid, etc.).

La biomasa natural y residual puede utilizarse conforme se encuentra en la naturaleza y conforme sale de la industria como residuo respectivamente; o tratarse mecánicamente para acomodar el producto a las necesidades de los consumidores.  Una forma de comercialización muy exitosa es el triturado y compactado de la biomasa vegetal, creando pellets o briquetas.

La biomasa es una fuente de energía que puede distribuirse fácilmente por toda la tierra ya que la biomasa vegetal está presente en todo el mundo. Además, este sistema sirve para generar energía calorífica en espacios pequeños como viviendas individuales o comunidades de vecinos, hasta un sistema grande que incluya todo un complejo de edificios públicos, naves industriales, instalaciones agroganaderas, etc.

El calor que genera este sistema de calefacción puede aprovecharse para la producción de Agua Caliente Sanitaria, importante en la higiene de todos los hogares. E incluso para la climatización de piscinas.

Como decíamos anteriormente, los restos de biomasa vegetal se pueden utilizar directamente recogidos de la naturaleza, y se estaría realizando un sistema muy ecológico y sostenible a pequeña escala. 

Sin embargo, para garantizar una buena materia prima para nuestras calderas, la biomasa vegetal debe pasar por un procesado que ayuda a eliminar su humedad y hace que la combustión sea correcta.
La biomasa vegetal se comercializa en múltiples formas y tamaños. En su tratamiento, debe evitarse la adición de productos químicos ya que su combustión puede causar contaminaciones importantes en la atmósfera.

Para conocer el poder calorífico de cada sustancia, se realizan pruebas de medición por unidad de biomasa. La cantidad de cenizas que se generan también es un factor relevante, se requieren materias primas que apenas produzcan cenizas, y que la temperatura de fusión de las mismas sea elevada.

La combustión de biomasa en la producción energética es una opción a tener en cuenta en la instalación de calderas de nuestra casa, comunidad de vecinos o empresa, porque:

  • Emite menos cantidad de CO2 a la atmósfera.
  • Es una energía renovable y respetuosa con el medio ambiente (siempre que su gestión sea sostenible).
  • No produce emisiones de contaminantes sulfurados o nitrogenados.
  • Ayuda al ahorro en la factura energética.
  • Previene el riesgo de incendios forestales, porque disminuye la cantidad de residuos forestales y agrícolas que quedan en campo.
  • Elimina la dependencia de otros combustibles externos y no renovables como el gasoil o el gas y ayuda al desarrollo económico local.
  • Es una energía constante y almacenable a lo largo del tiempo.

¿Te gustaría obtener una caldera de biomasa? Es tu mejor opción, contacta con ceambiental@ceambiental.com y despega hacia un estilo de vida más económico, natural y sostenible. Muchas gracias y feliz día.

miércoles, 4 de junio de 2014

Agenda 21



Conocemos la ejecución de ciertas acciones en nuestro municipio que están organizadas por lo que se llama la Agenda 21. ¿Sabes a qué es la Agenda 21? Sigue leyendo y descúbrelo.

Nos trasladamos a Brasil en el año 1992 para conocer el Programa de Acción que aprobó Naciones Unidas en la conferencia de Río de Janeiro, que trataba de conseguir nuestro desarrollo hacia un estilo de vida Sostenible a lo largo del siglo XXI.

A partir de la conferencia de Río, se desarrolla una iniciativa que compromete directamente a los municipios. Esta iniciativa se conoce como "Carta de Aalborg" y lleva a desarrollar la Agenda 21 local.

La Agenda 21 es un organismo que se dedica a realizar la conexión entre el Medio Ambiente, la Economía y la Sociedad, para desarrollar conjuntamente planes de acción hacia el Desarrollo Sostenible.

Se trata de un compromiso de acción local, dedicado a la mejora ambiental continua del municipio. Es un proyecto de futuro que tiene continuidad a largo plazo, está en continuo cambio, y requiere de la participación y cooperación de todos.

Una vez firmado el pacto entre los municipios, empieza la acción. Se crea un grupo técnico multidisciplinar que lleva a la acción el programa. En los municipios más pequeños el grupo de técnicos puede limitarse a un técnico ambiental o una empresa a la que se le asigne la puesta en marcha de la Agenda 21.  

Cada municipio tiene unas características particulares, y para delimitar las acciones que se deben llevar a cabo para potenciar el desarrollo sostenible en un municipio en concreto, se debe realizar una Auditoría Ambiental. Con este estudio se investigan los problemas socioambientales producidos en la localidad. Este análisis conlleva un estudio exhaustivo que define unos indicadores de sostenibilidad, con los cuales se pueden evaluar los avances hacia la sostenibilidad municipal a largo plazo.

Una vez conocidos los problemas presentes en el municipio de trabajo, la Agenda 21 elabora un plan de acción adaptado al mismo. Algunos de los campos de acción más importantes son:

  •  Sostenibilidad en la movilidad de los ciudadanos.
  •  Mejora del diseño urbano.
  •  Fomento de energías renovables y mejora en la eficiencia energética.
  •  Consumo responsable de los recursos  naturales.
  •  Fomento de la economía local (comercio, turismo...)
  •  Protección de la salud pública.
  •  Mejora de la igualdad y la justicia social.
  •  Sensibilización y concienciación ciudadana para el buen desarrollo sostenible.
  •  Plan de sensibilización en centros de educación.

Una vez elaborado y aceptado el plan de acción, se ejecuta y se promueve en el municipio.

Como decíamos anteriormente, es un proceso a largo plazo y está en continuo cambio. Debe efectuarse un seguimiento de los indicadores de sostenibilidad para medir la mejora realizada, y cada cierto tiempo, debe realizarse una nueva auditoría ambiental, que analice el estado del municipio y reoriente las iniciativas hacia las mejores técnicas para el alcanzar el desarrollo sostenible.

¿Tu municipio actúa de acuerdo a este plan? ¿Conoces la Agenda 21 de tu localidad? Si quieres mejorar el desarrollo sostenible de tu municipio, ponte en contacto con Consultoría yEducación Ambiental (ceambiental@ceambiental.com). ¡Tu pueblo también puede ser sostenible!
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más