miércoles, 30 de abril de 2014

¿Vegetariano o Vegano?



Bienvenidos un día más a nuestro blog. En este artículo vamos a descubrir un tipo de dieta cada vez más extendida en nuestra sociedad, el vegetarianismo. En los últimos años se ha puesto muy de moda una palabra similar, el veganismo. Vamos a conocer las diferencias entre estos dos tipos de dieta. 

El Vegetarianismo es un tipo de dieta alimentaria que se abstiene de comer carne y cualquier tipo de alimento que provenga de origen animal. Los primeros testimonios de una dieta únicamente vegetal se remontan al siglo VI a.C., aunque se conocían como dietas vegetales. El término de vegetarianismo surgió en 1842.

Desde el surgimiento del término vegetarianismo, su popularidad ha crecido muchísimo y es en el último siglo cuando se ha producido un boom en este tipo de dieta, asociada a preocupaciones éticas, nutricionales, ecológicas y económicas.

Dentro del vegetarianismo, cada persona decide los alimentos que admite o no en su dieta, según esto, hay distintos tipos y grados que vamos a conocer a continuación:
  1. Hay personas que no admiten ningún tipo de ingesta de productos derivados de animales como el huevo o los lácteos. Son denominados los vegetarianos estrictos o veganos, de los cuales profundizaremos posteriormente.
  2.   Las personas que sí se permiten consumir leche y productos lácteos se denominan lactovegetarianos.
  3. Las que se permiten consumir huevos se denominan ovovegetarianos.
  4. Las que admiten comer miel en su dieta se llaman apivegetarianos.
Estas variantes pueden conjuntarse y según lo más o menos estricta que sea su dieta, se clasifican como api-ovo-lacto-vegetarianos.

Todos los vegetarianos, aceptan el cocinado y refinado de los alimentos, tolerando el consumo productos como el azúcar o la harina, alimentos en conserva, con colorantes y conservantes... Estos alimentos no se toleran en dietas macrobióticas o naturistas, de las cuales hablaremos en otra ocasión.

Las personas vegetarianas no se definen exclusivamente por su alimentación, el vegetarianismo también incluye un estilo de vida propio. La mayoría de los vegetarianos suelen apoyar las causas ecologistas y naturistas, además, rechazan cualquier forma de uso de los animales para beneficio del ser humano.

Ahondando un poco más en los vegetarianos estrictos o veganos, que como decíamos anteriormente, solamente comen alimentos de origen vegetal, y eliminan de su dieta incluso los lácteos, la miel o los huevos; Este grupo de personas evita el uso de productos de origen animal en otros ámbitos de su vida como la vestimenta (cuero o lana) o el ocio (circos, zoológicos, acuarios o carreras de animales), ya que consideran que todos estos recursos y actividades implican la explotación de animales de manera discriminatoria con respecto a la especie humana.

Los veganos también rechazan la experimentación con animales en áreas como la cosmética u otras tan importantes como la medicina, cuya experimentación salva millones de vidas.

Las personas veganas, lo son principalmente por motivos éticos y filosóficos. Aunque es uno de los porqués más importantes, muy pocos veganos lo son porque esta práctica ayuda a la sostenibilidad de La Tierra.

Siguiendo una ética vegana hasta el final, las  personas veganas tampoco deben tomar alcohol, ni fumar, ni realizar cualquier actividad que pueda ponerles a sí mismos en peligro, ya que esto afectaría a su estilo de vida saludable.

Seguir una dieta equilibrada comiendo tanto alimentos de origen animal como vegetal es más fácil, sin embargo, si quieres unirte a alguna de estas prácticas vegetarianas, debes estudiar y tener en cuenta las características nutricionales de los productos vegetales. Cada alimento tiene un valor nutricional, y una dieta vegana, aunque se puede disfrutar sin ningún problema para la salud, implica tener cuidado para no padecer deficiencias nutricionales.

¿Te ha gustado este artículo? ¿Conocías el vegetarianismo y el veganismo? ¿Te gustaría unirte a esta corriente que cada vez tiene más seguidores? Escríbenos y comparte tu opinión sobre este tema.

miércoles, 23 de abril de 2014

Animales en la ciudad: El gorrión



Hoy, en nuestra sección de Animales en la ciudad, vamos a conocer de cerca al gorrión. Un ave pequeña muy conocida y común en todo el mundo.

La especie se llama Passer domesticus, es un ave paseriforme procedente de Eurasia que ha sido introducida por todo el planeta. El gorrión está muy asociado a los hábitats urbanos, cuánto más nos adentramos en el campo, menos posibilidades tenemos de encontrarlo.

Es un pájaro de pequeño tamaño, mide aproximadamente 15 cm de longitud. Su pico es grueso y fuerte, de forma cónica. Su plumaje adquiere tonos marrones con manchas negras y rojizas.

Hablando del plumaje, podemos diferenciar los machos de las hembras fácilmente porque los primeros tienen una mancha negra en la zona de la garganta mientras que las hembras no tienen esa mancha y su color general es más apagado.

Durante la época de reproducción se forman parejas monógamas y construyen sus nidos con hojas secas y plumas principalmente. En las ciudades, aprovechan las grietas entre los edificios, los tejados y algunos árboles para anidar. Pueden hacer hasta 3 puestas durante la primavera y ponen entre 4 y 5 huevos por puesta. Los dos miembros de la pareja se alternan para incubar los huevos que nacen tras 10 días de incubación y tardan muy poco tiempo en dejar el nido.

Los gorriones forman pequeñas agrupaciones, vuelan torpemente y principalmente caminan dando saltitos. Son bastante ruidosos.
 
Naturalmente, se alimentan de semillas e insectos, aunque los individuos más humanizados se alimentan de los desperdicios que producimos. Son habituales de los patios de los colegios, donde encuentran muchos restos del almuerzo de los niños.

Aunque siguen siendo aves muy comunes en las ciudades, se está apreciando una notable disminución en la cantidad de individuos. Se le considera una especie muy adaptable a los cambios en su hábitat, sin embargo, la mejora de los servicios de limpieza ha podido influir afectando a una disminución de su fuente de alimento principal. Además, el débil gorrión debe competir con animales como las palomas, las urracas e incluso las cotorras.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo con tus amigos. Si tienes alguna pregunta o sugerencia cuéntanos tus ideas en los comentarios.

miércoles, 16 de abril de 2014

Palma datilera y Palma blanca



Hoy es miércoles Santo, y en muchos lugares del mundo se está celebrando la Semana Santa. Como no podía ser de otro modo, en CEAmbiental hacemos un guiño a esta festividad dando a conocer una planta que es símbolo tradicional de estas fechas. Vamos a hablar de la Palma Blanca, que se utiliza fundamentalmente en las procesiones del Domingo de Ramos. 

La palma blanca en sí, es básicamente una hoja de palmera datilera, que ha sido tratada. Conozcamos la palmera datilera y posteriormente la técnica de elaboración de la palma, que pervive en nuestra sociedad desde tiempos inmemorables.
 
La palmera datilera, científicamente conocida como Phoenis dactylifera, es una planta que se distribuye por la región mediterránea y el suroeste de Asia. En España podemos encontrarla en muchas comunidades, pero tiene especial interés el palmeral de Elche (Comunidad Valenciana), plantado hace miles de años.

La palmera datilera, es muy importante ya que su fruto, el dátil, tiene gran interés en el mercado. El dátil, además de un riquísimo fruto, ha sido utilizado en la medicina tradicional para combatir problemas digestivos, resfriados y desintoxicaciones.

No debemos olvidar que la palmera datilera tiene un gran enemigo del cual ya hemos hablando en nuestro blog, el Picudo Rojo.

Como presentábamos al principio, la palmera datilera se cultiva para preparar las famosas palmas de semana santa, para conseguir las famosas palmas blancas se lleva a cabo un delicado proceso:

En primer lugar, y una vez tenemos una palmera datilera crecida, se procede al atado. El atado consiste en agrupar las hojas de la palmera atándolas con hilo o cuerdas como se aprecia en la fotografía. Este proceso se realiza para que no entre luz a las hojas nuevas que nazcan y estas no realicen fotosíntesis, por lo que su pigmentación se queda de color blanco amarillento.

La evitación de la fotosíntesis, se completa con el encaperuzado. Se coloca una envoltura alrededor de las hojas atadas para que las hojas más jóvenes no lleguen nunca a ver la luz solar, y sigan manteniendo su color amarillo. Este proceso de crecimiento en "oscuridad" de las hojas jóvenes se lleva a cabo desde principios de primavera hasta septiembre, tiempo suficiente para permitir el crecimiento de las hojas.

Pasado este tiempo comienza la recolección de las hojas blancas. Una persona sube a la parte superior de la palmera y corta las palmas blancas, dejando algunas hojas que son necesarias para que la palmera pueda seguir creciendo.

Una vez recogidas las hojas de palma, se limpian y clasifican según su tamaño y su coloración. 

En ocasiones, las palmas se tratan con azufre para que su color sea más vivo y se conserven mejor.

Una vez obtenidas las palmas, se pueden comercializar tal cual, como palmas lisas, o se puede realizar un procesado de las mismas, realizando rizados y trenzados muy vistosos. Este procesado es muy laborioso y difícil de realizar. Además, existen numerosísimas alternativas de trenzado que dan lugar a modelos espectaculares.

Como habéis podido comprobar, la palma blanca recorre un largo proceso de elaboración durante el cual se logra su color amarillo característico y se moldea realizando trenzados de gran belleza. Espero que os haya gustado este artículo y hayáis adquirido nuevos conocimientos con nosotros. Feliz Semana Santa.

viernes, 11 de abril de 2014

Estereotipias en el Zoo



El artículo de hoy viene de la mano de la XXX edición del Biocarnaval. El tema propuesto para esta edición es la Etología, o hablando para todos los públicos, el comportamiento de los animales. Es por ello que hoy vamos a conocer cómo pasan las horas los animales del zoológico.

El zoo es un lugar muy bonito en el que podemos encontrar cientos de animales que normalmente viven muy lejos de nosotros y seguramente, si no tuviésemos estos espacios, jamás los veríamos a lo largo de nuestra vida. Es muy bonito ver en persona un león, un elefante, un orangután, o incluso una orca...pero... ¿qué consecuencias tiene el que podamos disfrutar de un fin de semana familiar en el zoo?

Los zoológicos son lugares donde los animales están enjaulados, sufren y permanecen privados de su propio desarrollo. En la  mayoría de los zoos, los animales no pueden relacionarse entre sí, a veces ni con otros individuos de su misma especie. 

La mayoría de los animales que viven en un zoo sufren trastornos psicológicos. Estos trastornos provocan conductas raras que pueden identificarse fácilmente.  Los animales suelen realizar movimientos repetitivos en ciclos y a ritmo constante, llamados estereotipias. Las estereotipias más frecuentes son las siguientes:

- Andar de lado a lado de la jaula en línea recta continuamente.
- Inactividad.
- Aumento de la agresividad.
- Correr en círculos.
- Correr haciendo una forma de 8.
- Balancearse.
- Arrancarse el pelo.
- Frotarse enérgicamente.
- Lanzar objetos a una pared o dar golpes con su propio cuerpo.
- Chupar materiales.
- Morder a otros individuos.

Son conductas anormales sin ninguna función definida que pueden verse sobre todo en los felinos, elefantes o simios, los cuales están acostumbrados a vivir en lugares más amplios, recorrer largas distancias en busca de alimento o moverse entre los árboles.

Los animales más pequeños también sufren estos trastornos, sobre todo los que viven en jaulas muy pequeñas. Incluso, estas conductas son visibles en las tiendas de animales, donde las ardillas corren de lado a lado de su jaula o los perros y gatos giran rápidamente sobre si mismos persiguiéndose la cola.

Actualmente se están realizando muchos avances en la forma de cuidar a los animales en los zoológicos, realizando actividades para que los animales puedan seguir  actuando lo más parecido posible a como lo harían de manera natural. De este modo se crean espacios más naturalizados con zonas más amplias compartidas con otros animales, zonas sombreadas, cuevas o lagos.

También, se les aportan objetos estimulantes y se realizan juegos, con los que los animales pueden desarrollar las capacidades propias de su especie. Siempre se debe tener en cuenta cómo es el animal, cual es la conducta que se debe desarrollar y realizar técnicas que ayuden al animal sin causarles confusión, de forma que los animales puedan sentirse seguros y puedan realizar actividades que les impliquen un cierto reto con normalidad.

¿Te ha gustado nuestro nuevo artículo? ¿Te has fijado en las conductas repetitivas que tienen los animales que viven en lugares cerrados y artificiales? Cuéntanos tu experiencia y comparte este artículo con todos tus amigos.
-------------------------------------------------------------------------------------------------
Este artículo participa en la XXX edición del Carnaval de Biología (Edición especial sobre Etología), que está organizado por @ACTIVATUNEURONA en su blog Activa tu neurona.
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más