miércoles, 24 de abril de 2013

Terremotos y Las Fallas geológicas


Recientemente, hemos tenido aquí, en nuestra comunidad, una serie de seísmos de 4 grados que se han dejado notar. Esto es extraño pues no nos encontramos en una zona activa y cada vez que sucede algo similar, resulta curioso. Por ello hemos decidido abordar el tema de los terremotos en este espacio que compartimos con todos vosotros.
¿Qué es un terremoto? Un terremoto es un fenómeno en el que la corteza terrestre es sacudida de manera brusca y pasajera debido a la energía acumulada que es liberada en forma de ondas sísmicas. Los terremotos más comunes suelen ser provocados cuando las fallas geológicas se rompen, aunque también se dan por otros motivos como la fricción en el límite de las placas tectónicas, algunos eventos volcánicos de gran fuerza o por la acción del hombre al alterar el subsuelo mediante voladuras u otros procesos.
A veces los terremotos se dejan notar con más fuerza, pero lo cierto es que cada día se producen cientos de pequeños seísmos que no llegamos a apreciar, ya que las capas de la corteza terrestre están en continuo movimiento, que pese a ser lento tiene suficiente fuerza como para hacerse notar.

¿En verdad, que sucede en las "fallas geológicas" para que se dé un terremoto? Cuando se forma una discontinuidad debido a la fractura de las rocas en el interior de la corteza terrestre se trata de una falla. Las fallas se crean debido a las fuerzas tectónicas que se dan en la corteza terrestre. Es un fenómeno muy importante pues la generación de fallas es un proceso geológico importantísimo en la creación de las montañas.

 Lo que sucede en una falla cuando se da un terremoto, suele ser explicado con el similar del chasquido de los dedos y la presión y energía que eso genera. Cuando se da un terremoto lo que ha sucedido (en caso de que se daba a una falla) es que las fuerzas de la corteza de la tierra presionan los lados de una falla, que aguantan sin desplazarse debido a la fricción, hasta que la presión ha sido tan grande que las rocas se han resbalado bruscamente, liberando energía en ondas que se desplaza a través de la roca para producir los movimientos que notamos durante un terremoto.
 
Es igual que el chasquido entre dos dedos. Les ejercemos presión el uno contra el otro apretando en diferentes direcciones hasta que no aguantan más y acaban desplazando. Al igual que en la falla, los dedos rozan el uno contra el otro de modo que no se desplazan poco a poco, sino que cuando no pueden más, se produce el brusco movimiento y la liberación de energía.
Esto sucede entre dos dedos, pero aunque sea difícil de imaginar, hay que extrapolar ese ejemplo a una gran placa tectónica, de millones de toneladas y kilómetros de superficie. ¿Se imagina la energía liberada con cualquier mínimo desplazamiento? Y a diferencia de los dedos que están en el aire, las placas tectónicas están contactadas con toda la superficie, por lo que la energía que se genera, se aleja del punto por la tierra, mediante potentes ondas.

Una forma de calificar los terremotos es mediante una escala de la que más o menos todos hemos oído hablar. La conocida "Escala de Richter". Esta escala se conoce también como "Escala de magnitud local". Lo que la escala Richter realiza, es la asignación de un numero para cuantificar de algún modo la energía que ha sido liberada en el terremoto que se ha producido. Hay que señalar que esta escala únicamente calcula los seísmos de magnitud entre 2.0 y 6.9 debido a que los que superan esta cifra, son calculados con otra escala, la "Escala sismológica de magnitud de momento".
Hay que tener en cuenta que esta escala, depende también de la profundidad a la que se produzcan los seísmos, un factor decisivo a la hora de establecer su fuerza y su magnitud, pues la variación de la profundidad, podrá tener consecuencias visibles en como nosotros lo percibamos y como afecte en la superficie de la tierra. También son factores fundamentales la naturaleza del subsuelo, su formación, la duración del terremoto, así como la frecuencia y también gravedad de las replicas y de las características de la zona donde lleguen las ondas sísmicas provocadas en el epicentro.
No siempre los terremotos más fuertes son los más temibles y los que más destrozos y víctimas mortales causan, se han dado casos, en los que debido a todos estos factores, terremotos de magnitud reducida han provocado mayores daños que los de alta, y es que el conjunto de todos los factores es lo que acaba por determinar las consecuencias. Muchas veces son las consecuencias del terremoto lo que provoca mayores problemas, como por ejemplo cuando se producen en mar adentro, y las ondas crean tsunamis o maremotos.

Se dice que los animales puede predecir terremotos, ¿Pero qué hay de cierto en esto? Lo cierto es que pese a no haber consenso científico al respecto, existen precedentes de catástrofes evitadas gracias a los animales. Es el caso de Haicheng, China, donde en 1975 se evacuó la ciudad tras observar que los animales se comportaban de forma inusual, y tan solo unos días después, un terremoto de 7,3 grados destruyó el 90% de los edificios. Mismos casos se descubrieron en de los terremotos de California en 1966, de Seattle en 2001 y de Haití en el 2010.

Como algunos de los datos más curiosos que han generado los terremotos más destacados, podemos señalar que por ejemplo, la onda sísmica más veloz registrada alcanzó la nada desdeñable velocidad de 900 kilómetros/hora. Al mismo tiempo otro dato interesante es que la onda sísmica más alta que se conoce, llego a alcanzar la altura de 85 metros y se produjo el 24 de abril de 1971 Japón. Debemos tener en cuenta que medir terremotos, no es una ciencia exacta, sobre todo cuando significa que hay que interpretar lecturas de emplazamientos lejanos.

Gracias por tu atención. ¿Conocías todo lo que he contado? ¿Te ha parecido interesante? ¡No olvides tu +1 aquí abajo y comentar el artículo! Muchas gracias.

miércoles, 17 de abril de 2013

La Perdiz y la Codorniz

Hoy en el blog les mostramos dos tipos de aves muy conocidas y valoradas por ser aves de caza. La mayoría de nosotros hemos comido alguna vez estas especies pero nunca nos ha quedado clara la diferencia entre ellas. Vamos a descubrir hoy los rasgos para identificar las Perdices y las Codornices.

Ambos grupos pertenecen al orden "Galliformes" y a la familia de los fasiánidos, que incluyen además a los faisanes, a los pavos y a los gallos.

Comenzando por la Perdiz, la especie que se localiza al norte de la Península Ibérica es conocida como Perdiz pardilla o científicamente "Perdix perdix". Mide aproximadamente 30 cm de longitud,  tiene la cara y los lados de la cola de color marrón anaranjado y el dorso pardo claro. El pico es pardo y las patas grises. Es una especie que vive en grupo. Las bandadas se alimentan de los rastrojos así como de los campos recién sembrados donde encuentran fácilmente semillas y granos. Viven en zonas agrícolas, en los márgenes de los campos de cultivo o prados, e incluso en ocasiones se adentran en zonas de bosque o matorral. Es una gran corredora. Está categorizada como Vulnerable en España fundamentalmente por la caza y por la transformación de su hábitat, aunque no se considera una especie amenazada en Europa ni a nivel Mundial.

Existe otra especie de Perdiz más común en toda la Península, es la Perdiz roja o "Alectoris rufa". Es algo más grande que la especie anterior llegando a medir hasta 40 cm y con una cola larga de 10 cm de largo. Su aspecto general es rechoncho. Se caracteriza por su pico fuerte de coloración rojiza y sus ojos rasgados. Tienen coloración pardo-grisácea con el abdomen gris más claro con tonalidades amarillentas. En la cara tiene una franja negra que va desde el ojo hasta el cuello muy característica, sus patas tienen tonalidad rojiza. Su alimentación es variada aunque en su dieta, fundamentalmente granívora dominan los cereales, las hierbas de prados y las frutas. Suele encontrarse cerca de charcas, arroyos o fuentes. No es migratoria.

Por otra parte tenemos a la codorniz (Coturnix coturnix), de tamaño bastante más pequeño que sus primas las perdices, llega a tener una longitud de 20 cm. Su coloración es parda leonada, más clara en el vientre y oscura en el dorso. Su pico es corto y marrón y sus patas son marrones claras. Muy adaptada a correr y menos dotada para el vuelo. Es un ave típica de zonas de llanura donde se cultivan cereales, se refugia entre los campos de cereal y praderas altas y se suele dar baños de barro para camuflarse mejor de sus depredadores. Su alimentación es variada, desde insectos asta granos de cereal así como semillas y frutos de otras variedades hortícolas. Es una ave migratoria, pasa el invierno en África  y durante el verano se traslada a distintas zonas de Europa. Este ave se encuentra en peligro de extinción en algunas áreas por su caza desmesurada durante años, además de los problemas ocasionados por el abandono de tierras de cultivo que se han desertificado o se han cambiado sus usos por el desarrollo urbano desproporcionado, impidiendo que habiten dichas aves.

Los huevos de codorniz son muy apreciados, son ovalados y algo más pequeños que una bola de ping-pong, tienen unas características manchas marrones en la cáscara que ayudan en su camuflaje, son depositados entre los cultivos de cereales por lo que según las fechas de recogida del cereal se pueden ver perjudicados.
Gracias por tu atención. ¿Conocías todo lo que he contado? ¿Te ha parecido interesante? ¡No olvides tu +1 aquí abajo y comentar el artículo! Muchas gracias.

miércoles, 10 de abril de 2013

Cianobacterias


Hoy, en este artículo, vamos a hablar de una bacteria que tiene unas características muy peculiares y ha jugado un papel fundamental en la Tierra. Se trata de las Cyanobacterias. En concreto, las Cianobacterias, son un grupo de bacterias que engloba a aquellas que pueden realizar fotosíntesis oxigénica. Se trata de los únicos procariotas (células que tienen un ADN libre en el citoplasma, debido a que no poseen núcleo celular) que realizan esta fotosíntesis. 

Durante mucho tiempo estas bacterias fueron llamadas Cianófitas y Cianofíceas, palabras que significan respectivamente "Plantas azules" y "Algas azules", pero desde el momento en el que se descubrió la diferencia que suponen con otro tipo de bacterias debido a que poseen células procariotas y no eucariotas, el nombre Cianobacteria se impuso rápidamente y se consolidó.

De sus características podemos señalar que es sorprendente que estas bacterias posean células procariotas, pero más sorprendente aun es que sean las únicas que realicen la fotosíntesis oxigénica, proceso que veremos más adelante. Pero no solo son las únicas, sino que fueron las primeras que realizaron este tipo de fotosíntesis, y  son responsables de la aparición de oxígeno en la atmósfera. Este tipo de bacterias determinaron la evolución de la biosfera de la Tierra. ¿Si no hubieran existido, la vida en la tierra se hubiera desarrollado como lo ha hecho? ¿Hubiéramos llegado a ser lo que somos? Lo más probable es que la respuesta sea negativa.

Las Cianobacterias que más encontramos en la naturaleza son de tipo unicelular y presentan forma de esfera pero el conjunto de este grupo es morfológicamente muy heterogéneo. Pueden vivir aisladas o formando colonias filamentosas o globulares tanto en aguas dulces como saladas, pueden sobrevivir en condiciones extremas de temperatura y salinidad. Son unos microorganismos muy interesantes en muchos aspectos, pues sus células tan solo miden unos micrómetros de diámetro. Esto es un tamaño minúsculo, pero lo cierto es que se trata de una medida mayor que la mayoría de las bacterias que encontramos en la Tierra, aunque también las hay más grandes. Estas bacterias son llamadas "algas verdeazules". Contienen clorofila a y ficobilinas (pigmentos accesorios de la fotosíntesis), estos pigmentos les dan la coloración característica verde (clorofila) y azul (ficocianinas). 

Antes hemos comentado que estas Bacterias son las únicas que realizan la Fotosíntesis oxigénica, y esto algo muy particular. Para que se de este tipo de fotosíntesis es necesaria la presencia de una fuente de electrones, que proviene en este caso del mismo agua donde estas bacterias residen. Cuando las Cianobacterias obtienen el Hidrogeno que contiene el agua (H2O), el Oxigeno queda liberado (H2 - 0). Hace millones de años, la acción de estas bacterias provocó que desde el agua surgiera gran cantidad de oxigeno al producirse este fenómeno, invadiendo la atmosfera "primitiva" de este gas.

Otro curioso proceso que estas bacterias pueden realizar es el de hacerse con el Dinitrogeno (N2) presente en el aire, donde es el gas más abundante, y convertirlo en una forma de Nitrógeno que todas las células pueden emplear, el Amonio (NH4). Esta fijación de Nitrógeno atmosférico es llevada a cabo por unas células modificadas de mayor tamaño llamadas heterocistos, dichas células intervienen también en la flotabilidad, sosteniendo a estas bacterias a una altura en el interior del agua que les permita captar la luz solar a la longitud de onda adecuada.

También hay que señalar que algunas de las Cianobacterias, producen ciertas toxinas que pueden llegar a causar algún problema tanto a humanos como a animales, sobre todo a aquellos que, habitando las zonas donde se encuentran estas bacterias, beben agua que las contiene. Dependiendo del género y la especie de bacteria, el espectro de toxinas que generan es más amplio o menos, pero únicamente se considera importante su efecto cuando se produce una explosión demográfica de  Cianobacterias. Esto suele suceder sobre todo en aguas donde abunda el fósforo cuando se dan las condiciones ambientales idóneas.

La importancia de estas Bacterias para el planeta creemos que ha quedado clara. Podríamos señalar incluso que las cianobacterias fueron las que desarrollaron la fotosíntesis para toda la Tierra, y cambiaron de este modo drásticamente la vida en el planeta. Su capacidad para introducir oxigeno en la atmósfera y conseguir que se produzca la capa de ozono es vital para la vida tal como la conocemos. Son unos organismos extraordinarios que han colonizado no solo los medios marinos, sino también algunos medios terrestres.

Como curiosidad podemos señalar que también pueden vivir en los desiertos, las bacterias forman una costra sobre el suelo y permanecen en estado durmiente durante la mayor parte del año, siendo activas solamente en invierno y primavera. Por otra parte, algunas especies cianofíceas pueden vivir en simbiosis con líquenes y algunos helechos, que aprovechan su capacidad fijadora de nitrógeno. Hay otras que viven intracelularmente en protozoos y actúan como un orgánulo de la célula huésped. Y tras todo lo señalado anteriormente, también se les puede atribuir el logro que consiguieron de crear las células que actualmente poseen las plantas terrestres. 

Gracias por tu atención. ¿Conocías todo lo que he contado? ¿Te ha parecido interesante? ¡No olvides tu +1 aquí abajo y comentar el artículo! Muchas gracias.

-------------------------------------------------------------------------
Os informamos que este post participa en el Carnaval de Biología Edición Especial Micro-BioCarnaval, que hospeda @Raven_neo en su blog Micro Gaia, que os animanos a consultar.

lunes, 8 de abril de 2013

Bioética

Buenos días a tod@s.

Hoy día Lunes 08, lanzamos la Decimoquinta palabra BIO de esta "Iniciativa de palabras BIO". La palabra de esta semana es de gran importancia dado que supone un punto fundamental dentro de todo el campo del medioambiente y la investigación con respecto a todo tipo de vida. Se trata de: BIOética. La lanzamos hoy (Día 08 del 04) a nuestro BLOG y os daremos tiempo hasta el Viernes que viene (12 del 04) que será cuando resolvamos esta palabra. Así dejaremos el tiempo entre semana para que podáis participar y dejarnos vuestras aportaciones. Podéis contarnos que creéis que significa esta palabra, o en qué contexto se utiliza, donde habéis oído hablar de ella o también compartir con nosotros alguna noticia interesante que tenga relación. Podéis dejarnos vuestro comentario aquí abajo.


Os animamos a participar y dejar vuestro comentario.
Muchas gracias a tod@s.

-------------------------------------- 
Solución (Viernes 12):

Bioética:

Sobre la palabra Bioética, en esta ocasión debemos separarla en numerosas partes debido a su etimología. Como siempre solemos señalar, la primera parte de esta palabra "Bio" proviene del griego "Bios" que significa vida. La palabra "Ética" viene de las siguientes partes: Proviene del Griego "Ethos" que significa manera de hacer o adquirir las cosas, costumbres o hábitos más el sufijo "-ico" que significa "relativo a". En este caso, el conjunto nos lleva a un significado concreto que nos indica la aplicación de la ética a las ciencias de la vida.


La bioética es una rama bastante reciente, ya que la primera vez que se utilizó ese término fue en 1927 de la mano de un teólogo y filosofo alemán llamado Fritz Jahr, quien escribió un artículo en el que se trataba la relación entre el ser humano y las plantas y animales. Por lo que podemos ver que se trata de una disciplina del siglo XX.

Concretando sobre la palabra escogida para esta semana, la bioética representa una de las ramas de la ética, que está dedicada a gestionar los principios para la adecuada conducta del ser humano en relación a la vida, tanto de la propia especie Humana como del resto de vida, animal y vegetal, así como en otros contextos como el ambiente que genera la vida para estas especies. La importancia de la bioética reside en que también se trata de una disciplina que trabaja en no solo en formular y articular, sino también en resolver muchos de los inconvenientes que surgen en la investigación y la intervención en la vida, el medioambiente y también la Tierra por parte del ser humano.

Algo importante a señalar y diferenciar, es que la bioética se diferencia de la ética médica en que esta primera no solo aborda el ámbito medico, sino que tiene que abordar todos los problemas éticos que surjan en relación con la vida en general, incluyendo temas como el medio ambiente y el trato que los animales reciben.

La bioética, mantiene una serie de principios fundamentales como pilares básicos. Estos principios, cuatro exactamente, son de gran valor y fueron definidos por los dos bioeticistas Beauchamp y Childress en el año 1979. Son los siguientes:

Principio de autonomía: Con el término "autonomía" este principio hace referencia a la capacidad para darse normas o reglas uno a sí mismo sin depender de las presiones internas o externas. En el aspecto medico, esto implica el derecho del paciente a decidir y la obligación de los especialistas para respetar sus decisiones y preferencias.

Principio de beneficencia: Este principio obliga a que las acciones que se realicen sean en beneficio de otros. En el caso de la medicina por ejemplo lo que hace es promover el mejor interés del paciente, pero lo negativo es que no se tiene en cuenta la opinión que este tenga. En el caso ambiental es más sencillo, ya que plantas y animales, no van a plantear este supuesto, pero también implica dejar a un lado intereses propios relacionados con el medio ambiente y actuar en su favor y beneficio.

Principio de no maleficencia: Como bien señala el nombre, este principio se basa en no realizar acciones intencionadas que puedan generar algún daño o perjudicar a terceros, ya sean personas, animales, plantas o el medioambiente en general.

Principio de justicia: En este caso el principio es el de tratar a cada sujeto como corresponda, con la intención de evitar casos de desigualdad. Este principio se divide en dos puntos, el primero es el principio formal, y el segundo es el principio material.


Como podemos ver, la palabra BIO que hoy estamos ofreciéndoos, supone una gran importancia para la vida, no solo para el correcto trato de los seres vivos con los que a veces se investigoa o se manipulan, ya sean ecosistemas, humanos, animales concretos o plantas espeficicas, sino tambien para la adecuada gestion de los mismos fuera de las investigaciones.

jueves, 4 de abril de 2013

El Picudo Rojo

A veces traemos a este espacio la explicación de algunas especies que se han colado en nuestro país (España, por si nos leéis desde fuera) y que están desestabilizando el equilibro que la naturaleza había creado debido la especie invasora se estabiliza en un ecosistema en el que tiene condiciones ambientales aptas para su desarrollo, no tiene depredadores o no se ve afectado por interacciones con otros seres vivos que le pueda causar algún peligro. En este Blog publicamos un ejemplo hace tiempo sobre el Mosquito Tigre, como analizábamos en este artículo.

Hoy traemos otra especie que está causando un grave daño al ecosistema donde se ha instalado. Se trata del Picudo Rojo, de nombre científico (Rhynchophorus ferrugineus), una especie de coleóptero, perteneciente a la familia curculionidae. Esta especie proviene de Asia Tropical y es un gorgojo de un gran tamaño que puede alcanzar entre los dos y los cinco centímetros. Se distingue claramente por su característico color rojo y su cabeza en forma de pico, que le otorga el nombre por el que se lo conoce comúnmente.

¿Cuál es la historia de este insecto? Este insecto no es autóctono de España ni mucho menos, sino que proviene, como hemos señalado, de Asia Tropical, desde donde se ha extendido a Europa, África y América, salvándose pocos sitios de su invasión. El picudo rojo apareció en España en 1994, concretamente en Almuñécar (Municipio de la Comunidad Autónoma de Andalucía). Más tarde comenzaro a verse en algunos puntos de Andalucía oriental, en la Comunidad Valenciana, y en Murcia. No se conocía como llegaba esta especie a la Península hasta que se descubrió que palmeras procedentes de Egipto y otros países de África llegaban infectadas por este insecto. 

Así que sabemos que llegó a través de las palmeras, y no es de extrañar, pues las plantas hospedantes de este insecto son los cocoteros (Cocos nucifera) y las palmeras, siendo especialmente vulnerables las palmeras del aceite (Elaeis guineesnsis) y las palmeras datileras (Phoenix dactylifera), esta última es la más afectada de todas.

¿Pero cómo afecta el picudo rojo a la palmera? El picudo rojo anida en la palmera, y la utiliza de criadero para proveer de alimento a las larvas. El ciclo comienza con una hembra de picudo rojo en edad fértil, que tras haber copulado con el macho y haber sido fecundada, deposita entre 300 y 500 huevos en la palmera realizando un pequeño orificio con el apéndice de su cabeza para colocar cada uno de ellos. Luego, la larva va creciendo y se alimenta del interior de la planta, creando túneles de decenas de metros por dentro mientras la consume, de forma que esta, acaba muriendo. Hay que tener en cuenta que por cada hembra de picudo rojo crecen cientos de larvas, que a su vez perforan y se alimentan de la palmera hasta su muerte. Por lo que el daño que causan en las palmeras tras un par de generaciones es fatal y ejemplares de cientos de años valorados en decenas de miles de euros acaban siendo talados irremediablemente. 

Cuando una palmera está afectada por este molesto insecto, los efectos son visibles pero no llamativos, por lo que la palmera puede parecer sana hasta que ya es demasiado tarde para hacer algo por ella, ya que su interior muere mientras el exterior permanece casi inalterado. Cuando se ven afectadas, las palmeras sufren amarilleamiento y presentan algunas hojas serradas. Cuando se marchitan es que ya están podridas por dentro y solo se puede proceder a talarlas. Cuando una palmera muere, todos los ejemplares de picudo rojo emprenden el vuelo hasta otra que se encuentre sana y de la que puedan sacar alimento, comenzando de nuevo, el proceso de destrucción.

Estos insectos tiene una vida media de unos 130 a 200 días, de los que en estado adulto pasan entre 60 a 90, mientras que en estado de larva pasan otros 95 días más o menos, que aprovechan para comer el interior de las palmeras y crecer para preparar su metamorfosis. Una vez han crecido y fabrican un capullo (con materiales de la palmera, como no) pasan en estado de pupa entre 15 y 30 días, viviendo un par de días ya como adultos totalmente formados hasta que emergen. En su estado adulto, este insecto puede recorrer grandes distancias volando, y pueden desplazarse tanto por aire como caminando. 

Pese a que aun no se ha encontrado una solución definitiva contra esta plaga que está causando estragos en gran parte de la costa mediterránea, se están estudiando distintas medidas para intentar controlarla. Actualmente el control sobre toda la población de palmeras es fundamental, revisándose y actuando rápidamente sobre las palmeras que muestran signos de esta plaga. Hoy en día se logra mediante protocolos de actuación sobre ejemplares afectados, recuperar las palmeras que han sido atacadas si aún conservan la yema apical sin dañar. En caso contrario su recuperación es imposible y se procede a su poda y destrucción. Pero para poder salvarlas, hay que detectar a tiempo los síntomas, tarea nada fácil debido a la gran cantidad de palmeras que algunas comunidades de costa poseen. 

Hay que tener en cuenta que las palmeras no son meros adornos para las ciudades, muchas de ellas, sobre todo en las comunidades costeras, son centenarias y suponen un patrimonio muy importante para estas regiones. Su pérdida supone un fuerte impacto, que incluso puede afectar a la imagen de las zonas donde se produce y repercutir al turismo. 

Gracias por tu atención. ¿Conocías todo lo que he contado? ¿Te ha parecido interesante? ¡No olvides tu +1 aquí abajo y comentar el artículo! Muchas gracias.
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más